Ir al contenido principal

Menos coach y más Dragon Ball [Desarrollo personal]

¿Qué significa ser viejo?

Llevo muchos años con una idea en la cabeza que no me puedo quitar, que a la larga se ha convertido en una filosofía de vida. Creo firmemente en que la gente puede envejecer o puede crecer. Si envejeces, desde mi punto de vista, solo dejaras que los años pasen por ti, convirtiendo tu vida en algo que te sucede pero que no controlas. Cada día de tu vida sera la continuación del día anterior, sin metas ni objetivos, hasta que un día digas "soy viejo" y luego mueras. Mi abuelo siempre me enseño que ser viejo o joven era una cuestión de actitud, y ser joven es crecer, no envejecer.

Ser curioso y apasionado: clave de la juventud eterna.

Si eres curioso y tienes pasión te sera difícil ser viejo, por que la ser curioso y tener pasión te llevarán a crecer y no a envejecer, por que mientras el joven crece ampliando sus horizontes, el viejo se consume con lo poco que sabe. Desgraciadamente, por mucho que no lo quieran asumir, mi generación ha perdido con facilidad la curiosidad y la pasión.

La mayoría de gente que conozco con carencia de pasión y curiosidad, son personas que hablan de que la vida les golpeo con dureza y que no han tenido suerte. Tras mucho estudiar, conversar con estas personas y reflexionar sobre el asunto, he llegado a comprender que lo que querían decir con "la vida golpeo con dureza" es que "el entorno golpeo con dureza" y que cuando comentaban que no habían tenido suerte, lo que solían querer decir es "las cosas no eran como esperaba" o "no entiendo lo que pasa en mi entorno". Es por ello que me atrevo a decir firmemente, y siendo consciente de que no estoy descubriendo roma con esta afirmación,  que no tenemos ni puta idea de la vida que estamos viviendo. Y no solo eso, me atrevo a afirmar que a esta verdad, si le damos una oportunidad, podremos encontrar la mayor aventura que jamas podamos vivir. 

Los niños de los '90 (Millenials)

Tengo 30 años, lo cual significa que soy un niño de los '90, y que por tanto me he criado viendo series en la tele que están cargadas de historias de autosuperación, éxitos, fracasos, héroes caídos y villanos redimidos. Por ello es que no os debe extrañar si hablo apasionadamente de que la vida es una aventura. Es más, quiero compartir con vosotros una de las canciones que más me ha marcado: la intro en latino de Dragon Ball.


Pensar por un momento en mi historia: he sido un niño que se ha criado cantando los siguientes versos: "Este mundo es una mágica isla del tesoro/El amor late ardiente en mi pecho hoy/Son tan diversos los sueños de cada quien [...] ¡Intentar la gloría alcanzar!/¡Intentar el cielo conquistar!/Un grandioso día que empezará/Hoy es la oportunidad, lucha hasta el final". ¿Cómo no voy a ver la vida como una aventura? Además, quiero que penséis en el momento en concreto en el que escuchaba esa canción, como si de una fotografía se tratase. Pensar en ese momento clave de mi vida: era un niño que apenas tenia una década de vida, que sufre bullying y que uno de los mejores momentos de su vida (sin saberlo) era cuando tomaba sus tostadas y su chocolate acompañado de su abuela y la tele, un aparato que ponía frente a él un niño regordete y raro llamado Goku. Y joba, no podía evitar firjarme en que nadie lo tomaba en serio por ser un niño gordo con una cola estúpida.

En ese pequeño Goku veía un niño underdog, que al igual que yo no era más que un gilipollas intentando disfrutar al máximo de sus pasiones mientras la gente se reía de él. Y mi historia es la de muchos niños, por que al igual que yo estaba frente a Goku, otros estaban frente a Los Caballeros del Zodiaco, frente a los super campeones Oliver y Benji o frente a los Power Rangers.  Pero, por diferentes motivos llego a los 30 años y los que están a mi alrededor, que vieron al igual que yo como Goku derroto a Freezer o como los Autobots nunca se rindieron ante los Decepticons, en vez de parecerse en su actitud al Power Ranger rojo, se parecen en su mayoría más a Homer Simpson, una persona que inspira, pena y ternura. ¿En que momento hemos pasado del Red Ranger al patán de Homer? ¿Cuando se torció todo?

Homer Simpson: el triste estándar.

Todos conocemos a un montón de Homers, que no son más que personas con buen fondo, pero patanes egoístas sin objetivos ni metas a largo plazo. Los Homer no piensan en hacer daño al resto, si no en darse cariño desmesurado a si mismos. El filosofo Raja Halwani afirma que no debemos juzgar a Homer con severidad ya que debemos tener en cuenta el entorno del que surge. Pensad que cuando nos enfadamos con alguien por el motivo que sea, solemos pensar más en como nos afectan sus actos que en por que los hacen lo que hacen, que es justo lo que propone Halwani. Homer hace lo que hace por que su entorno y educación no le dejo ser mejor. Como decía la canción, "Soy rebelde por que el mundo me hizo así". No obstante no podemos decir que Homer no se le pueda juzgar. Es egoísta y no duda en hacer lo que haga falta para satisfacer sus vicios. No obstante es verdad que su entorno ha jugado un papel clave y nunca lo han educado para ser capaz de tener objetivos, metas o ambiciones a largo plazo. Todo en su entorno lo dinamito. Se podría decir que "la vida le golpeo con dureza" y que "no ha tenido suerte". Pero el no es una victima, por que al igual que todos tiene opción de escoger entre ser o no ser un conformista. 

Los Homers de nuestra vida

A estas alturas estoy seguro de que ya tenéis unos cuantos Homers en vuestras cabezas. Personas de vuestro entorno que no tienen una vida como la que querían, que tampoco son capaces de imaginar una vida mejor y que se conforman con lo que tienen. Desgraciadamente esta combinación no suele ser buena y va ligada a vidas que no son plenas y que se disfrutan de una manera mediocre. Si es cierto que Homer es un personaje que disfruta siempre al máximo de la vida, pero el máximo del que disfruta no es el máximo que podría llegar a alcanzar. Es más, Homer suele desear constantemente tener una vida superior a la que tiene. Esta manera de ser, que choca radicalmente con mi manera de pensar, siempre me llama la atención, ya que todos los de mi generación hemos vivido, en principio, una infancia culturalmente similar, cargada de héroes y villanos con altos valores.

En muchos casos, como el mio, esas historias han empoderado y transmitido valores a muchas personas, pero en otros han creado unas expectativas de la vida que no se han sabido alcanzar. No es de extrañar que, ante esta situación de niños huérfanos de las heroicidades de los años 90, exista toda una generación que busque referentes de éxito para poder inspirarse y tener esperanza en el futuro. Por poner un ejemplo, por este motivo es que a día de hoy se han vuelto tan populares los Coach Life y las figuras de emprendedores exitosos. Gran parte de nuestra generación, ya sea en un post de instagram, videos de youtube, seminarios, eventos o libros, busca a narradores que les cuenten como tienen que ser para convertirse en  grandes héroes que cambiarán el mundo. 

Los gurus no son el camino.

Lo malo de seguir a los coach como si de gurus o lideres religiosos se tratase, es que sus discursos fallan al contar las historias que tu quieres escuchar. No hay mas que prestar un poco de atención a entrenadores de vida como pueden ser Miquel Roman de Los secrertos de la vida, para darse cuenta que se pierden en su espectáculo y caen con facilidad en la llamada "falacia del éxito", donde de manera sincera muchos hombres exitosos cuentan como han llegado el éxito, y que pasos han dado, para que el resto los pueda imitar, sin caer en la cuenta de que lo que es valido para unos no tiene por que serlo para otros. De esta forma se ignoran grandes historias de fracaso, nos dan falsas verdades absolutas y no enseñan a rescatar eventos reproducibles de cada historia. Un claro ejemplo de este tema son las populares historias de éxito de Steve Jobs y Bill Gates, que dejaron los estudios y se volvieron ricos, sin reparar en todo lo que paso en medio de esos dos hechos.

No obstante no puedo evitar pensar que, al igual que a mi me gustaba ver a Goku acabar con los enemigos que lo menos preciaban por ser un niño, al resto de gente de mi generación le gusta ver como otros son especiales y tienen éxito para sentirse mejor ellos mismos. Se empoderan viendo como una persona se ha desarrollado y ha tenido éxito sin importar si lo que hizo se puede aplicar a otras personas o que valores le empujaron a ello. Una gran parte de los niños de los 90 necesitan que les cuenten historias especiales, de forma especial, para sentirse mejor mientras siguen en una vida conformista. Y a pesar de que esto puede sonar triste a mi meda esperanza, por que significa que seguimos receptivos a aprender de héroes, lo que pasa es que nuestra cotidiana vida de adultos nos ha hecho olvidar como había que hacer para aprender de Goku y sus amigos.

Volver a ser un niño de los '90.

Toda una generación ha visto como Gohan, aun estando dolorido, lesionado y triste pudo derrotar a Cell con una sola mano. ¿Es que no hemos aprendido nada de eso? Hemos visto como Goku, ante la perdida de su mejor amigo, lejos de deprimirse, paso a SSJ. ¿De eso tampoco aprendimos nada?  ¿O es que hemos aprendido mal las lecciones? 

Como dije antes, ser viejo es una actitud, no una cuestión de edad. Los viejos, se ven superados por los años, por el desgaste de la edad y las malas experiencias. Los jóvenes conservan la curiosidad infantil y las ganas de pelear por sus pasiones. Si no conservas esta curiosidad y pasión, lo siento pero eres viejo. Da igual si tienes 20, 30 o 60 años. ERES VIEJO. Y los viejos no pueden mirar dibujitos para pasar el rato. No pueden permitirse sentarse frente a la tele y aprender un poco a base de ver aventurillas. Los viejos hacen otras cosas como pagar facturas, hablar de contabilidad y tomarse en serio la vida por que saben que es difícil. Y es verdad, la vida es difícil, y si no lo fuese os aseguro que no estaría diciendo que es una aventura, por que al igual que en las historias de los héroes de los 90, en la vida corremos riesgos y vivimos peligros mientras peleamos por algo que es más grande que nosotros mismos. Pero los viejos lo ven con desengaño, culpando a ese concepto abstracto, llamado "la vida", de los males y las desgracias vividos y que están por vivir. Y creo que toda esta gente debería recordar que hubo una época en la que no era así. Una época en la que eramos capaces de levantar nuestras manos si Goku necesitaba hacer una genkidama. ¿Os  acordáis de esa época? Esa época en la que las palabras del maestro tortuga significaban algo para nosotros, donde sabíamos que el orgullo de Vegeta era admirable y donde sentíamos que lo que Freezer hacia estaba mal

Por todo esto es que llego a la conclusión clara y directa de que necesitamos menos coach y más Dragon Ball. Creo que antes de meternos en historias de éxito de emprendedores y empresarios modernos que cambiaron el mundo sin llevar traje, debemos recordar quienes somos y por que nos interesan estas historias. Debemos preguntarnos si queremos ser Homer o Gohan destruyendo a Cell con una sola mano. Debemos plantearnos si queremos ser un conformistas sentado toda su silla en el sector 7G de una central nuclear, o una persona joven de mente y lista para "intentar alcanzarla gloria y el cielo conquistar". Por que a todo el mundo le gusta mucho pensar que debe cambiar el mundo, pero en realidad los que tenemos que cambiar somos nosotros, para poder enfrentar con valor lo que el entorno nos depare. Recuerda lo que decía la canción de Dragon Ball Z al final de la serie "El poder nuestro es para ser siempre un gran rival"

Creo que es hora de que nuestros Homers comiencen a conectar con su guerrero Z interior y convertirse en super guerreros.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tomar consciencia de nuestras emociones [Test de Inteligencia emocional]

Un test para hacer autoevaluación. Tiempo atrás publique un post en este blog con un test de inteligencia emocional. La aceptación fue enorme (más de lo esperado) y solicitasteis varios de vosotros por redes sociales que compartiéramos un test más amplio.
El ultimo que compartimos consistía en 8 preguntas que servían de base para conocernos un poco mejor. Pero, como bien indicamos en el anterior post, su resultado no era 100% estricto. Veréis, el problema de los test de IE emocional es que no son de fiar al 100%. Se pueden manipular fácilmente, no dan datos precisos y varían su resultado dependiendo de el punto de nuestra vida en el que estemos. Son muchos los factores que influyen a la hora de realizar un test de este estilo. Y como el test nos lo hagamos nosotros mismos podemos flipar, por que con mucha facilidad podemos entrar en la gran fiesta del autoengaño.
No obstante, como bien se comento en redes sociales, si que es cierto que un mayor volumen de preguntas pueden ayudarnos e…

¿Te arreglas bien contigo mismo? [Test de inteligencia emocional]

La enseñanza de Sócrates "conócete a ti mismo" es darse cuenta de los propios sentimientos en el mismo momento en que éstos tienen lugar, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional. Daniel Goleman ¿Qué es la inteligencia emocional? En el día a día tomamos cientos de decisiones que son más o menos cruciales para nuestra vida. Desde tomarnos una chocolatina hasta opciones de empleo, son cuestiones cotidianas que intentamos resolver siempre de la manera más acertada posible. Si bien es cierto que intentamos por norma general ser objetivos con nuestras decisiones, también lo es el hecho de que nuestras emociones y sentimientos afectan en estas decisiones empujándonos en una dirección u otra. Por mucho que lo intentemos no somos robots pragmáticos que resuelven todos los asuntos de manera matemática. De ser así nos incluso podrían tildarnos de robots nativos del planeta de los gilipollas. Por tanto tenemos que ser conscientes de que, nos guste o no, nuestras emocio…

Si no sabes, ¡COPIA! [Eventos reproducibles]

Copiar no es fácil. Copiar entendido como el hecho de repetir lo que hace otro, puede ir contra nuestro propio carácter y nuestra forma de ser. Ángel Gavin

Nuevos mercados laborables: Profesiones en auge en la era digital
¡Quiero ser influencer! ¡Quiero ser youtuber! Hoy en día estas dos proyecciones de futuro se escuchan mucho más de lo que nos hubiéramos pensado hace 10 o 15 años. Si bien es cierto que estas actividades laborables (por que si, esto puede ser un trabajo serio) están en auge, también existe mucho desconocimiento sobre las mismas y su funcionamiento. No es tan fácil hacerse blogger como puede llegar a parecer.

Post relacionado: ¿Cuánto cobre un influencer? [Marketing de influencias] No todo es grabar vídeos y subirlos a Youtube o colgar unas cuantas fotos en Instagram. Esto es algo más complicado, pero como vemos a gente que consideramos iguales a nosotros tener éxito, damos por sentado que todo sera cocer y cantar.  El sacar un rendimiento profesional a una red social e…