Ir al contenido principal

Trabajar gratis, ese temita. [Nuevos modelos de formación]

Trabajar gratis: un tema polémico.

En 2017 salto una fuerte polémica en torno al cocinero español Jordi Cruz y el hecho de que tenia becarios trabajando en condiciones extremas en su cocina escuela. Según se informaba, el chef tenia trabajando en extensas horas de jornadas a becarios que hacían la labor de profesionales en un local que daba amplios ingresos. Todo esto, según se lee en las noticias, provocaba en sus trabajadores una calidad de vida indigna tras la promesa de una formación amplia y especializada. No voy a entrar en debate de si esto es cierto o no, por que no viene al caso. Lo importante aquí es que hubo un mes o dos en el que este tema estuvo muy presente en las redes y los medios, haciendo que toda España hablara y opinara sobre el hecho de que existe gente trabajando en estas condiciones. En ese momento, parecía que España se había enterado de que hay gente trabajando gratis.

Al cabo de unos meses la polémica desapareció y los grandes medios volvieron a lo suyo dejando atrás, al igual que sucede siempre en estas polémicas mainstream, a un publico polarizado que condena o aplaude con fuerza esta situación. Y al igual que pasa siempre, os puedo asegurar que el 80% de ese publico no sabe lo que aplaude o condena con fuerza. Cuando internet se llena de datos no contrastados y los grupos de whatsapp se llenan de noticias de dudosas fuentes, todos pasan a ser entendidos y conocedores de la situación, llegando a tal punto que se sienten en calidad de desacreditar a intelectuales, expertos y amplios conocedores reales de la materia. 
La realidad es que pasado el tiempo, ha surgido una corriente de emprendimiento que se ha visto reforzada en esta polémica y que esta a favor de trabajar gratis. Empresarios jóvenes, en auge y cada vez más populares como Euge Oller, Fran Pascual o Marcos Valera, que tienen una fuerte presencia en redes sociales y con una amplia mayoría de publico joven, han defendido públicamente esta postura de trabajar gratis dado a las ventajas que esta situación presenta a largo plazo.

Ahora bien dicho esto creo que ha llegado la hora de hacerse algunas preguntas clave. ¿Por qué lo hacen? ¿Por qué se aconseja a que los emprendedores trabajen gratis? ¿Por qué hay que resignarse a no cobrar? ¿Qué hay detrás de estos consejos?

¿Qué significa trabajar gratis?

Para empezar a responder estas preguntas hay que hacer una pausa y definir que es trabajar gratis. Y por extraño que parezca no es algo fácil de hacer. Supongo que la respuesta sencilla seria ser un esclavo. Te rompes el lomo a trabajar y no cobras nada... como los esclavos. Pero sigo diciendo, esta es la respuesta fácil, la que daría cualquier persona que crea entender de la materia después de leer cuatro cosas en un grupo de whatsapp. Si les preguntamos a los empresarios y emprendedores que dan esta opción, probablemente respondan que trabajar gratis es una oportunidad única de formarte con los mejores. Te dirán que es crecer a hombros de gigante ya que tienes la oportunidad de hacer un CV y una agenda de contactos que para muchos solo son un sueño. 
Desde mi experiencia personal, creo que trabajar gratis no es ni una cosa ni la otra. Creo que tiene una explicación que puede sonar un poco más técnica, pero que se ajusta más a la realidad. Trabajar gratis es realizar una labor de manera profesional pero sin una remuneración monetaria a cambio. Y paso a explicar esta definición: si es trabajo, por mucho que te apasione lo que haces y disfrutes del tiempo que le dedicas, no es un hobby lo que estas haciendo, ni un mero entretenimiento. Si es trabajo es una labor profesional, y por tanto se entiende que al ser profesional se trata de una transacción, donde tu ofreces conocimientos, tiempo y herramientas para desempeñar una tarea que soluciona un problema a cambio de una remuneración. Ahora bien, esta remuneración puede ser de muchas maneras y no siempre económica. Por tanto, esto significa que trabajar gratis es hacer una tarea a cambio de algo que puede ser de tu interés, pero que no es dinero.
Una vez que se entiende esto, la realidad pasa a ser otra. La gente sigue sin cobrar dinero y probablemente siga sin tener una calidad de vida ideal, pero sabemos que algo se llevan. Por tanto las preguntas pasan a ser otras ¿A cambio de qué trabajan? ¿Por qué realizan esta inversión de tiempo y esfuerzo? ¿Por qué alguien se metería a algo así?

El tema es que a día de hoy el publico general sabe que hay gente que trabaja gratis, pero no conoce a que niveles llega esta situación. He visto personas desempeñar un labor clave para sus ciudades en jornadas laborables de 8 horas sin cobrar por que gestionaban labores sociales. Autónomos y emprendedores trabajar años en sus empresas sin tener mas que perdidas por más de media décadas. Becarios que hacen jornadas laborales mas que intensas, con amplia responsabilidad, sin ver un sueldo claro durante años. ¿Por qué la gente hace esto? ¿En qué momento esto pasa de ser una opción viable a un estándar en el mercado laboral?

Ventajas y desventajas de trabajar gratis.

La mayoría de la gente cree saber por que ocurre. Es más, hasta me atrevo a decir que creen tener una solución, pero dudo mucho que sepan de que están hablando. Este tema es profundo y complicado. No se llega a esta situación de casualidad

Si actualmente esto es una opción viable es por que existen dos tipos de personas: La gente necesitada y ruidosa y los apostadores silenciosos. Los primeros son personas que realmente necesitan un trabajo, que tienen graves necesidades y que cogen cualquier opción que les den con tal de tener un trabajo, con la esperanza de poder estar en una situación mejor. Este sector es el que denuncia, y con mucha razón, su situación que es increíblemente mala. Los segundos suelen ser emprendedores, entendiéndose por emprendedor a aquellas personas que tienen la iniciativa de desarrollar distintas propuestas de valor, ya sea con fines lucrativos o no. Este sector es más amplio que el anterior y entiende el trabajo sin una remuneración económica como una opción para ganar alguna otra cosa que, aun sin ser dinero, es útil. En cualquiera de los dos casos la situación es la misma: trabajar gratis es una apuesta a largo plazo, donde se espera que el esfuerzo y tiempo dedicado de como resultado una remuneración provechosa que puede no ser económica. 
He visto ha mucha gente quejarse del primer grupo, ya que consideran que al hacer tanto ruido están estorbando en el desarrollo y estrategias de los del segundo grupo, a la vez que confunden al publico general a la hora de entender cual es la realidad. Esto siempre me ha parecido una enorme tontería, sobre si se tiene en cuenta que estas quejas suelen venir del segundo grupo. No todo el mundo esta preparado para emprender y trabajar por su cuenta. Ni si quiera todo el mundo esta preparado para tomar sus propias decisiones. Creo firmemente que si la gente del primer grupo supiese como resolver su situación, ya lo habría hecho. El que causen algún tipo de confusión en la opinión publica sobre este tema, no es motivo para que dejen de denunciar su situación, ya que si no son capaces de solucionarla, alguien debe ayudarles a hacerlo.
En cualquier caso, la realidad es que trabajar gratis es una opción que genera ciertas ventajas a cierto tipo de gente y que hacen que escoger una labor sin remuneración económica sea una opción viable y real. Ahora bien, dicho esto surge la siguiente duda: ¿es bueno que exista esta opción?

¿Es bueno que exista la posibilidad de trabajar gratis?

El que exista la opción de trabajar gratis crea una problemática. Si bien da una solución a muchos emprendedores que se ven beneficiados en estas acciones para acelerar el crecimiento de sus proyectos, la realidad es que mientras exista esta opción seguirá habiendo personas del primer grupo, obligadas a trabajar gratis por su situación actual a cambio de esperanza. Y la dura verdad es que tampoco se puede borrar esta opción del mapa con facilidad, ya que de hacerlo muchos emprendedores y empresas emergentes no podrán crecer y contratar gente para trabajar. Es una situación muy complicada, ya que, como bien dije antes, trabajar gratis es una opción mas que viable y beneficiosa para muchos trabajadores.

Todo esto ha llegado a tal punto en el que se puede afirmar que esto es un sistema de mercado. Los trabajadores que hacen labores gratis se han convertido en una opción tan fuerte que se han vuelto parte del sistema. La prueba de ello es fácil de ver. ¿Cuántos de vosotros habéis visto o escuchado quejarse a autónomos de que no ganan ni un céntimo? No obstante, allí siguen, trabajando, ofreciendo un servicio o producto y pagando sus impuestos. Y como se señala a los autónomos podemos señalar a todos esos empleados que hacen horas extras sin cobrar o a las entidades sin animo de lucro, con juntas directivas que no cobran nada y que desempeñan una labor extensa y necesaria para el entorno.

Trabajar gratis es parte del sistema.

Lo malo de que estas cosas se vuelvan un sistema es que no se pueden quitar sin mas. Hay que retirarlas poco a poco a la vez que se introducen nuevas metodologías y formas de hacer las cosas. Si se quitan sin más, todo se desploma y la situación solo empeorara. Por tanto poner una solución no es fácil. Conlleva un largo proceso de cambio que se debe trabajar en paralelo a la situación actual.

Lo curioso de esto, es que todos los que realmente saben del tema, y la gran mayoría de los que lo sufren, señalan que el problema se origina en el mismo sitio. Tanto si son jóvenes emprendedores, gente que ha fracaso en el sistema laboral o expertos y exitosos empresarios, todos señalan exactamente el mismo sitio como foco donde se origina el problema: la gente no esta preparada para trabajar, ni educada en cuanto a mundo laboral y mercados se refiere. Los sistemas educativos y laborales se están quedando anticuados y no se están adaptando todo lo rápido que el mercado exige. La gente no esta preparada para trabajar. Salen a la calle con una idea equivoca de lo que es la realidad laboral, y cuando se chocan con ella, siendo esta peor o mejor de como la imaginaban, no saben como reaccionar. Es mucha la gente que a día de hoy cree que un contrato fijo supone un trabajo para toda la vida, o que cree que tener varios empleos es una situación indigna. La gran mayoría de la población no esta preparada para el mercado laboral. No nos enseñan a trabajar, emplearnos y manejarnos en diferentes mercados. Y tanto da si eres panadero o el dueño de una macro corporación, saber manejarse en un mercado laboral es de vital importancia. Si los sistemas están caducos, es normal que se den anomalías en el sistema que pasen a convertirse en estándares, como puede ser el trabajar gratis. Todo ha crecido más rápido de lo que estaba previsto.
Sin lugar a dudas es una situación complicada que ofrece ventajas que no deberíamos necesitar en un mercado laboral funcional basado en una buena educación. Y muy sinceramente, creo que esta situación no sera algo que se solucione rápido. Es más, no creo que viva para ver la aplicación de una solución a esto. Podemos y debemos pelear para que las siguientes generaciones tengan las herramientas para solucionarlo, pero mientras a muchos les tocara, para bien o para mal, con o sin ventajas, apostar por el trabajo gratuito. Sin lugar a dudas esto es una apuesta de futuro con un alto riesgo, que de salir mal, las consecuencias pueden ser muy feas para todos.

Y se perfectamente que no es comparable la situación de un autónomo de oficio, como la de un miembro de una asociación, un camarero o un becario. Y también se lo mucho que se generaliza en cuanto a trabajar gratis, metiendo en la misma bolsa situaciones tan dispares como la de los practicantes informáticos y la de los artistas emergentes. Sus mercados, a pesar de estar dentro del mismo marco, son mundos muy distintos y por tanto no se dan las misas circunstancias. Se llega a tildar a músicos de creídos por querer monetizar por sus trabajos, a diseñadores de flipados por sus precios o a camareros de pretenciosos por querer cobrar horas extras. Y no estoy hablando de jefes explotadores ni de empresarios sin escrúpulos (que los hay). Estoy hablando de opinión publica. Miembros de entornos cercanos que han aceptado una realidad en la que esto es la opción más viable y la mejor a la que podemos aspirar. La cotidianidad de esta realidad es la que hace que el trabajar gratis sea un sistema necesario para que las industrias sigan funcionando. ¿En qué momento dejamos de ser capaces de imaginar una vida mejor?

¿Cómo se puede solucionar este tema?

La solución no es fácil ni sencilla y no puede recaer solo en políticos, educadores o empresarios. Hasta que no entre en la cabeza de todo el mundo que esta realidad que tenemos es mejorable, no se podrá dar una solución. Esto no pasa ni por manifestaciones, ni revoluciones. Esto pasa por un cambio de mentalidad generalizado. Si queremos que gestores de entidades publicas y trabajadores cambien esta idea, debemos comenzar nosotros mismos a cambiar de manera de pensar. Y lo más difícil no sera esto, si no hacer entender a nuestro entorno que la realidad puede ser mejor. 

Y no podemos caer en la falsa realidad donde, si estamos en un entorno de pensamiento más positivo, pensemos que este tema ya va por buen camino. En absoluto va por el buen camino. Mientras muchos pagadores se tomen libertades con artistas o existan clientes y empresarios que no respeten las horas de trabajo de los empleados de hostelería, esta realidad seguirá presente.

Hay que ser empático y analizar los casos individuales de nuestro entorno. Hay que entender que un marco económico no puede hacer que generalicemos todos en cuanto a trabajar gratis se refiere. Tenemos que aprender a distinguir entre trabajar gratis y trabajar a cambio de una remuneración no económica y se debe entender que las ventajas que da trabajar gratis, aunque son provechosas, no deberían de existir. Si no se empatiza y se entiende que cada sector y situación es distinta, esto no cambiara. Y lo más importante, solucionar esto no es rápido. Esto no se puede regular de un día para el otro. Los que quieren un gran cambio revolucionario e instantáneo, deben ir olvidándose de esto. No se puede quitar un sistema sin colocar otro en su lugar. 

Así que la próxima vez que veáis una situación en la que alguien este trabajando gratis, os invito a que antes de juzgar probéis a preguntar todo lo que os haga falta, hasta que conozcáis la realidad de la otra persona. Interesaros por su situación y por lo que esta viviendo. Solo de esta forma podréis entender y juzgar por que alguien trabaja grati. Solo por medio de este ejercicio de empatía se podrá crear una solución. En los últimos años me he encontrada mucha gente resignada que piensa "trabajo así y por lo menos hago algo con mi vida" o entornos que simplemente dicen "tal y como esta todo ahora mismo, no nos podemos poner exigentes". Ante esta situación, siempre hay que ser empático, pensar en por que ocurren las cosas y que podemos aportar para solucionar esto. Pero mientras nos resignemos, no nos quedará más opción que aprovechar las oportunidades que nos da trabajar gratis. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tomar consciencia de nuestras emociones [Test de Inteligencia emocional]

Un test para hacer autoevaluación. Tiempo atrás publique un post en este blog con un test de inteligencia emocional. La aceptación fue enorme (más de lo esperado) y solicitasteis varios de vosotros por redes sociales que compartiéramos un test más amplio.
El ultimo que compartimos consistía en 8 preguntas que servían de base para conocernos un poco mejor. Pero, como bien indicamos en el anterior post, su resultado no era 100% estricto. Veréis, el problema de los test de IE emocional es que no son de fiar al 100%. Se pueden manipular fácilmente, no dan datos precisos y varían su resultado dependiendo de el punto de nuestra vida en el que estemos. Son muchos los factores que influyen a la hora de realizar un test de este estilo. Y como el test nos lo hagamos nosotros mismos podemos flipar, por que con mucha facilidad podemos entrar en la gran fiesta del autoengaño.
No obstante, como bien se comento en redes sociales, si que es cierto que un mayor volumen de preguntas pueden ayudarnos e…

3 negocios en los que NO emprender [Emprendimiento Minimalista]

Quiero emprender ¿En qué sector lo hago? Muchas veces cuando se siente la vocación y se toma la decisión de emprender, no se sabe en que. Es un caso muy normal ver a gente llena de pensamientos e ideas super creativas, sin un sitio  o negocio en el que enfocarse. Y también pasa con los medios y herramientas. Se vuelve muy frustrante cuando se  siente la vocación y se tiene todo para empezar, pero no se sabe ni como ni donde empezar. Post relacionado: ¿Dónde están las oportunidades de negocio? [Identificar oportunidades] Una buena forma de escoger donde empezar es por aquellas cosas que te apasionan y no en si tienes mucho o poco dinero. Primero céntrate en aquellos sectores y productos que más conoces, te agradan y que sabes sufren ciertos inconvenientes que que se podrían resolver. Otra opción sería buscando soluciones a las quejas que escuchas en tu entorno. Si eres capaz de dar una solución a dichas quejas, muy probablemente estés ante una oportunidad de negocio y tengas éxito a la …

9 trabajos que puedes hacer desde casa [Emprender desde casa]

Formas de empezar tus nuevos proyectos: trabajar desde casa.Si estamos en una situación de desempleo, descontentos con nuestra calidad de vida, tenemos ideas que merezcan ser desarrolladas o simplemente buscamos nuevos retos, trabajar desde casa puede ser una opción mas que tentadora. Da igual cual sea tu caso, por que trabajar desde casa puede darte una serie de ventajas muy provechosas para que tus proyectos comiencen a caminar.

Post relacionado: Qué es emprender y 8 malos motivos para hacerlo [Herramientas de valor]
Por eso hoy quiero compartir nueve trabajos que puedes empezar a planificar y ejecutar hoy mismo para empezar a trabajar desde tu hogar a la de ya. Todos presentan unas características comunes: No necesitan inversión previa, consumen pocos recursos y se pueden adaptar a tu horario.

Es cierto que si todos estos proyectos crecen necesitarán una atención equivalente a cualquier otra empresa, pero la verdad es que para iniciarlos lo único que necesitas es lo que ya tienes en…