Ir al contenido principal

Si inviertes, bienvenido a la DANGER ZONE [3 Factores para medir nuestras inversiones]

Top Gun: La metáfora del emprendimiento 

¿Habéis visto Top Gun? Yo si la he visto y en ella esta la mejor metáfora que he encontrado sobre emprendimiento e inversión. Veréis, para quien no la conozca la película trata sobre unos aviadores estadounidenses que entran en la escuela de pilotos llamada Top Gun, reservada solo para los mejores del ejercito americano. Allí nos encontramos con Maverick, un joven rebelde que que lucha por ser el mejor piloto de la historia. Cada vez que se sube a un avión, realiza misiones y maniobras imposibles que no paran de meterlo en la zona de peligro. A su vez, la película juega con esta metáfora de "la zona de peligro" ya que Maverick esta pasando una etapa delicada de su vida donde todo se puede torcer fácilmente en cualquier momento. Por tanto, en el cielo como en la tierra nuestro piloto esta en la Danger Zone, y solo siendo el mejor podrá salir ileso y exitoso de allí.
En este punto en concreto es cuando os tengo que explicar una cosa: la zona de peligro se llama así, por que con un mal movimiento todo acaba. Y si os cuento todo esto es por que si eres emprendedor o trabajas por cuenta propia, no tienes más opción que ser como Maverick.

Riesgo, liquidez y rentabilidad.

Existen tres factores clave para todos aquellos que trabajan por su propia  cuenta. Estos tres factores deben estar en perfecta armonía, siguiendo un orden lógico y siempre funcionar con concordancia. Estos factores son riesgo, liquidez y rentabilidad.  En caso de que esta sincronía no funcione, veremos la posibilidad de que todo se desmorone. Y nada de esto es una falacia de un gurú del emprendimiento o coach motivacional. Es algo matemático que cualquier inversor puede confirmar. 
El riesgo es el factor que mide cuan bien pueden ir las cosas y las posibilidades de fracaso. La rentabilidad es el factor que mide cuanto podemos ganar en caso de ganar. Y por ultimo, la liquidez es el factor que nos dice con cuanta facilidad podemos recoger los frutos de nuestra inversión. De esta forma, con estos 3 elementos, sabemos cuantas posibilidades de ganar tenemos (riesgo) en que tiempo (liquidez) y cuanto podemos sacar a nuestro favor (rentabilidad).

Estos tres factores están sincronizados y van siempre en la misma dirección. Si por ejemplo el riesgo es bajo, es que estamos ante una inversión que puede rentabilizarse rápidamente, y por tanto que presenta mucha liquidez. Cuanto menos se arriesgue, menos se gana. Por contra si la rentabilidad es alta y podemos ganar mucho, el riesgo aumentara y la liquidez disminuirá. Cuando más rentable sea nuestra inversión, más estaremos arriesgando y por tanto más difícil de liquidar sera. Y en caso de que la rentabilidad y la liquidez sean altas y el riesgo bajo, estaremos ante un negocio perfecto, lo cual no existe por que es imposible ganar mucho y rápido sin arriesgar nuestras inversiones. Para que os hagáis una idea, así es como funcionaban las cuentas preferentes que ha tanta gente estafaron. Y si la rentabilidad es baja, la liquidez es alta y la rentabilidad es alta, es que estamos ante un negocio espantoso en el que no vale la pena invertir nada.
Si os fijáis, esto nos presenta un mapa marcado por 3 ejes en el que debemos desplazarnos, donde siempre existe un riesgo, y cuya única manera de evitarlo es haciéndolo lo mejor posible. A este mapa lo llamaremos DANGER ZONE y nuestro deber es ser el mejor piloto posible dentro de nuestra zona de peligro. Si somos lo suficientemente buenos podremos meternos en una zona de alto riesgo y alta rentabilidad. Pero hasta que no alcancemos este estatus, digno de la Top Gun, deberemos conformarnos con hacer maniobras en una zona de baja rentabilidad y bajo riesgo y mucha liquidez. 

Uso practico de la Danger Zone

Asimilar y poner en practica estos conceptos es fácil. Solo hay que entenderlo y tenerlo en cuenta cada vez que tengamos que hacer algún tipo de inversión, ya sea de tiempo, material o dinero. Tanto da lo que invirtamos,estos tres factores influyen por igual.

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor: Si compramos un piso podemos analizar esta inversión de la siguiente forma: su rentabilidad es alta, ya que podemos alquilarlo el resto de nuestra vida. El riesgo es bajo, ya que en el peor de los casos podemos vivir nosotros en el piso ahorrando el dinero de un alquiler. Pero la liquidez es baja, ya que lo revendamos o lo alquilemos el tiempo que tardaremos en recuperar nuestro dinero es largo. No podemos recuperar el total de la inversión de manera rápida. Otro ejemplo, si compramos criptomonedas con la intensión de venderlas podemos decir que su liquidez es alta, ya que es un mercado en auge y que esta de moda. También podemos asegurar que la rentabilidad es alta, ya que ahora mismo hay una burbuja en el mercado por lo cual los precios no paran de subir. Por ultimo, al ver que la rentabilidad es alta por culpa de una burbuja económica y que se puede vender rápido por que todo el mundo esta deseando invertir, podemos deducir que el riesgo es alto. Si la burbuja revienta por el motivo que sea, perderíamos todo nuestro dinero invertido. Este alto riesgo conlleva ser mejores que Maverick sobre un avión ya que implica ser más ágil que el mercado en si.
Así que la próxima vez que invirtamos tiempo, dinero o cualquier cosa, debemos tener en cuenta estos tres factores para poder evaluar las posibilidades reales que tienen nuestros negocios. Solo de esta forma podremos movernos por la Danger Zone de manera efectiva. Cuanto más pongamos en practica este conocimiento más fácil lo desarrollaremos y mejor nos moveremos. Pero ante todo hemos de ser cautos. Esto es una zona de peligro, hay riesgos y si las cosas salen mal podemos perder. Hay que tener siempre presente cuanto podemos ganar, pero mucho más cuanto podemos perder. No es cuestión que por ganar un poco más lo perdamos todo. Tenemos que intentar ser el mejor piloto de la Top Gun, maniobrando dentro de la Danger Zone con la mayor agilidad posible, pero siempre dentro de nuestras capacidades, por que con un mal movimiento podemos quedarnos sin nada. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tomar consciencia de nuestras emociones [Test de Inteligencia emocional]

Un test para hacer autoevaluación. Tiempo atrás publique un post en este blog con un test de inteligencia emocional. La aceptación fue enorme (más de lo esperado) y solicitasteis varios de vosotros por redes sociales que compartiéramos un test más amplio.
El ultimo que compartimos consistía en 8 preguntas que servían de base para conocernos un poco mejor. Pero, como bien indicamos en el anterior post, su resultado no era 100% estricto. Veréis, el problema de los test de IE emocional es que no son de fiar al 100%. Se pueden manipular fácilmente, no dan datos precisos y varían su resultado dependiendo de el punto de nuestra vida en el que estemos. Son muchos los factores que influyen a la hora de realizar un test de este estilo. Y como el test nos lo hagamos nosotros mismos podemos flipar, por que con mucha facilidad podemos entrar en la gran fiesta del autoengaño.
No obstante, como bien se comento en redes sociales, si que es cierto que un mayor volumen de preguntas pueden ayudarnos e…

¿Te arreglas bien contigo mismo? [Test de inteligencia emocional]

La enseñanza de Sócrates "conócete a ti mismo" es darse cuenta de los propios sentimientos en el mismo momento en que éstos tienen lugar, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional. Daniel Goleman ¿Qué es la inteligencia emocional? En el día a día tomamos cientos de decisiones que son más o menos cruciales para nuestra vida. Desde tomarnos una chocolatina hasta opciones de empleo, son cuestiones cotidianas que intentamos resolver siempre de la manera más acertada posible. Si bien es cierto que intentamos por norma general ser objetivos con nuestras decisiones, también lo es el hecho de que nuestras emociones y sentimientos afectan en estas decisiones empujándonos en una dirección u otra. Por mucho que lo intentemos no somos robots pragmáticos que resuelven todos los asuntos de manera matemática. De ser así nos incluso podrían tildarnos de robots nativos del planeta de los gilipollas. Por tanto tenemos que ser conscientes de que, nos guste o no, nuestras emocio…

Si no sabes, ¡COPIA! [Eventos reproducibles]

Copiar no es fácil. Copiar entendido como el hecho de repetir lo que hace otro, puede ir contra nuestro propio carácter y nuestra forma de ser. Ángel Gavin

Nuevos mercados laborables: Profesiones en auge en la era digital
¡Quiero ser influencer! ¡Quiero ser youtuber! Hoy en día estas dos proyecciones de futuro se escuchan mucho más de lo que nos hubiéramos pensado hace 10 o 15 años. Si bien es cierto que estas actividades laborables (por que si, esto puede ser un trabajo serio) están en auge, también existe mucho desconocimiento sobre las mismas y su funcionamiento. No es tan fácil hacerse blogger como puede llegar a parecer.

Post relacionado: ¿Cuánto cobre un influencer? [Marketing de influencias] No todo es grabar vídeos y subirlos a Youtube o colgar unas cuantas fotos en Instagram. Esto es algo más complicado, pero como vemos a gente que consideramos iguales a nosotros tener éxito, damos por sentado que todo sera cocer y cantar.  El sacar un rendimiento profesional a una red social e…